Santiago Creel: “No hay ruptura”

“Ni rompimiento ni ruptura. Deseo, como futuro Presidente de la República, profundizar el cambio en materia de empleo y de seguridad pública, porque son las dos preocupaciones más importantes de la sociedad y ahí es donde debemos responder”, puntualizó.

La mañana del 16 de septiembre, día feriado para la mayoría de los mexicanos, representó una jornada más para Santiago Creel Miranda en su camino rumbo a la elección del abanderado panista que competirá en el 2006 por la Presidencia de la República.
 
Con un malestar estomacal que luego sabríamos derivó en una salmonelosis, Creel Miranda atendió a La Nación para señalar que mantiene en mente el reto de convencer a una militancia que el pasado 11 de septiembre no acudió en su totalidad a las urnas.

“Tiene que ver con lo que hemos hecho los precandidatos, es una campaña interna y a la vez nacional. Es muy difícil hacer campaña en todo el país, no da tiempo de recorrer todos los municipios en los plazos de la contienda interna, además es muy costoso y no es eficaz; pero por otra parte, lo que concluyo de esto es que la campaña aérea que cubre todo el país no llegó lo suficientemente cerca de los adherentes para que éstos pudieran votar”, razonó Santiago Creel.

En su revisión de los motivos del escenario de la abstención, concluyó que una campaña de esta modalidad “requiere un esfuerzo nacional que quizá los precandidatos no podamos hacer bajo las reglas actuales”.

Asimismo, informó que los cambios en su campaña tienen que ver con la estrategia: hacer un contacto más directo, personal, con mayor esfuerzo por llegar a los lugares apartados.

La incorporación de liderazgos regionales es otro aspecto reforzado en la campaña de Santiago Creel.

Nada definido; no hay ruptura
 
“No quiero anticipar resultados, lo que sí veo es que podemos tener un desempeño mucho mejor en esta segunda etapa y en la tercera”, señaló el precandidato panista, quien recordó que cuenta con la preferencia más alta fuera del Partido, “así que lo que tiene que considerar el panista es si desea un candidato que gane dentro o uno que gane afuera”.

Creel descartó sentirse derrotado y negó que la versión sobre su deslinde de la actual administración pública fe-deral sea parte de su táctica para obtener votos.

“Ni rompimiento ni ruptura. Deseo, como futuro Presidente de la República, profundizar el cambio en materia de empleo y de seguridad pública, porque son las dos preocupaciones más importantes de la sociedad y ahí es donde debemos responder”, puntualizó.

En ese sentido, aclaró que su proyecto se diferencia del de sus contrincantes en cómo propone resolver los temas que la sociedad ha expuesto como los necesarios. “Cuando expreso que quiero cambiar no es para romper con el Gobierno del presidente Fox sino para a partir de lo bueno que rea-lizó, podemos recuperar el empleo y combatir eficazmente la inseguridad”, recalcó.

Para Creel “la gente que va a votar por Acción Nacional lo hará porque el cambio debe seguir: si nos quedamos conformes con lo que se ha hecho, pues simplemente no tendríamos votos ni alguna razón o sentido para hacer gobierno”.

Aceptó que existen coincidencias con los otros dos participantes del proceso panista: “Al menos así lo he visto en las propuestas de mis amigos y compañeros.
“Partimos de una base común y no tenemos que inventar el hilo negro”, de manera que las distancias estriban precisamente en cómo resolver los problemas.

Revisar el proceso
 
Santiago Creel Miranda expresó la necesidad de hacer una revisión del mecanismo interno de selección del candidato, pues en su opinión “o es una elección abierta a militantes y a la sociedad o es cerrada; una intermedia genera esta problemática, pues no es una campaña nacional pero implica todo lo que esto conlleva. En lo que respecta al Partido, faltó difusión en la fecha de la elección, pero, otra vez, el Partido tiene los mismos problemas que los precandidatos”.

Añadió que se instalaron pocas casillas, no para el número de votantes sino por la dispersión de los mismos, y que se dio una saturación de mensajes dirigidos a los panistas, “pues las campañas iniciaron desde mucho tiempo atrás”.

¿Al DF?
 
El precandidato enfatizó que la unidad del Partido es condición indispensable para ganar los comicios del 2006. “Lo que he hecho a lo largo de la campaña ha sido ir construyendo la fortaleza de la unidad del Partido. He evitado responder a los señalamientos de mis compañeros y esto, sin duda, tiene su valor”.

Sobre la posibilidad de sumar a los otros precandidatos panistas a su campaña, en caso de resultar ganador, respondió con una breve frase: “La duda ofende. En el panismo todos nos necesitamos y nadie puede quedarse fuera, haré equipo con todos”.

En cuanto a la idea de que el segundo lugar de esta contienda interna pudiera eventualmente competir por la Jefatura de Gobierno del Distrito Federal, afirmó que “no es papel de los dirigentes impulsar candidatura alguna, su papel es guardar imparcialidad en el proceso; el impulso, en todo caso, debe ser de la militancia de cada una de las entidades federativas, pues los únicos que deben hablar son los militantes del PAN en el DF”.

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.