Mayoría legislativa ¿Aprendimos la lección?

“Necesitamos que esta democracia se fortalezca, sea verdaderamente fuerte, eficaz, que genere también mejores condiciones de vida para los mexicanos. Con eso en mente rumbo a la elección del 2 de julio, el Partido Acción Nacional ha definido un objetivo fundamental para lograr la consolidación democrática: ganar la Presidencia de México con Felipe Calderón, sí, pero también ganar la mayoría del Congreso de la Unión”.
 
Así lo subrayó ante candidatos panistas, el pasado 12 de marzo, el presidente nacional del PAN, Manuel Espino Barrientos.

Algunos de los actores protagónicos de este proyecto, candidatos a diputaciones federales y senadurías, comentaron a La Nación la importancia que para el PAN tiene esta meta y las implicaciones de que se repita en el país el escenario de un presidente sin mayoría legislativa.

Para ello entrevistamos a 10 candidatos al Congreso de la Unión: Teresa Ortuño Gurza, Beatriz Zavala Peniche, Luis Coppola Joffroy, José González Morfín, Francisco López Mena, Gustavo Madero Muñoz, Guillermo Tamborell Suárez y Alejandro Zapata Perogordo, aspirantes al Senado, y Adrián Fernández Cabrera y Héctor Larios Córdova por la Cámara de Diputados.

Eliminar obstáculos
Los comicios de julio próximo son una buena oportunidad para que Acción Nacional haga saber a la ciudadanía la importancia que tiene su participación a través del voto, señaló José González Morfín, “independientemente de que todo mundo tiene los ojos puestos en la campaña presidencial”.

Y como comentó Beatriz Zavala, es importante reconocer que durante estos años de gobierno del presidente Vicente Fox “los ciudadanos fueron testigos del obstáculo al desarrollo del país que ha sido el Congreso de la Unión, con una mayoría de oposición irresponsable que antepuso sus intereses político-partidistas a los de México”.

Esta es una de las razones primordiales para que Acción Nacional se haya propuesto cumplir con el objetivo de contar con mayoría en ambas cámaras. “Es sabido por parte de los mexicanos, que esta situación generó que se atoraran las reformas fundamentales que necesita México para lograr un mayor avance”, completó la ahora legisladora federal y aspirante al Senado.

“Si logramos una mayoría panista en el Congreso”, dijo Zavala Peniche, “tendremos un próximo gobierno, el de Felipe Calderón, con mucho más posibilidades de sacar los proyectos que México requiere”.

Adrián Fernández insistió en que “ese ha sido uno de los pro-blemas que ha tenido el gobierno del presidente Fox: la falta de a-cuerdos legislativos y de decisión política de parte de los legisladores para poder acompañar en un proyecto de país al Presidente de la República”.

Es por ello que el reto se traduce en que el Poder Legislativo tome su parte en un proyecto de país, en las iniciativas y las acciones que va desarrollando el Ejecutivo.

Alejandro Zapata recordó que “todas las posiciones deben ser complementarias. Los diputados representan a los ciudadanos y los senadores a las entidades federativas, y debe haber un complemento con los poderes ejecutivos -Presidente, gobernadores y alcaldes- de tal forma que se destaque esa autonomía y soberanía que requieren ahora los estados”.

Cuestión de velocidad
Guillermo Tamborrel Suárez, diputado federal por Querétaro, explicó que “nos estamos jugando, considerando que Felipe Calderón va a ganar la elección presidencial, la velocidad con la que México puede ir creciendo. No tengo duda que el país está cambiando, que vamos hacia arriba, pero pudiéramos ir más rápido”.

Para Luis Coppola, candidato de mayoría al Senado por Baja California Sur, los mexicanos no debemos permitir que se repita la historia de estos años en los que el desarrollo de México ha sido frenado por algunos grupos en el Congreso. “Alcanzar la mayoría permitirá que nuestro país no se quede rezagado”, opinó.

Teresa Ortuño, incluida por el CEN del PAN en la lista plurinominal al Senado de la República, recordó que en principio existe el objetivo histórico de continuar la tradición legislativa del Partido, herencia que no posee ningún otro instituto en el diseño de país y las propuestas llevadas al Congreso que siempre “han tenido una especie de hilo conductor; Acción Nacional siempre ha sido responsable de la tarea legislativa”.

Francisco López Mena, candidato de mayoría al Senado por Quintana Roo, reflexionó sobre el hecho de que hace seis años se registró un cambio de fondo, “hoy tenemos la obligación de seguir en ese rumbo”, y consignó que en el próximo sexenio habrá que definir metas concretas y claras que permitan que todos nos involucremos. Ahí, ubicó, es donde cobra especial importancia que el próximo Poder Legislativo tenga una participación panista contundente.

Agregó que la falta de mayoría en el Congreso facilitó que los partidos de oposición, “precisamente en ese concepto de que son oposición”, impusieran “la consigna de que le vaya mal al Partido Acción Nacional en el Gobierno”, por lo que exhortó a la ciudadanía para que vote no sólo por su candidato a la Presidencia de la República sino que le dé mayoría en el Congreso.

Trabajo conjunto
En cuanto a la coordinación de las campañas federales y locales rumbo al 2 de julio, José González Morfín, actual coordinador del Grupo Parlamentario del PAN en la Cámara de Diputados y aspirante al Senado por la vía plurinominal, consideró que hasta ahora se había presentado el obstáculo de que cada una maneja distintos tiempos, pues mientras la campaña para Presidente de la República ya va a cumplir tres meses, apenas están arrancando las otras.

En la medida que todas las campañas estén ya en la calle -justo ahora, a mediados de abril-, se podrá conocer de manera integral la propuesta del Partido, comentó.

Luis Coppola Joffroy sugirió que de manera estratégica tanto los candidatos locales como los federales trabajen para ponderar la figura del candidato presidencial Felipe Calderón, de quien, aseguró, “además de ser un hombre honesto e íntegro está preparado para resolver los problemas que demanda nuestro país”.

Coincidió Gustavo Madero en que los candidatos a puestos de elección popular deben basarse en la estructura de la campaña presidencial, a fin de crear un aparato conjunto que aproveche la red social con la que ya se cuenta y así “complementar el mensaje político y bajarlo a todos los foros locales. En este sentido, y por el bien de todos, Felipe Calderón es el instrumento idóneo que junto con la mayoría en el Congreso logrará que haya una buena gobernabilidad”.

Y es que partiendo del escenario de que Calderón va a ser el próximo presidente del país y como tal necesitará un acompañamiento desde el Legislativo, tanto en la Cámara de Diputados como en el Senado, completó Adrián Fernández, tampoco es posible cerrar los ojos y dejar de ver la realidad de las últimas legislaturas: una cámara plural, “lo cual me parece rico para el país en ciertos aspectos, pero también se ha asumido una posición de no aprobar lo que el Ejecutivo pide nada más porque viene de él”.

Zapata Perogordo, quien encabeza la fórmula de mayoría al Senado por San Luis Potosí, externó que el Partido debe acreditar con hechos que “somos coherentes y congruentes, los únicos que tenemos una ideología clara que tratamos de convertir en propuesta legislativa y que luchamos por nuestra forma de pensar, pero estamos conscientes de que tenemos que construir sobre aquellas partes en las que coincidimos con otras fuerzas políticas”.

Desde otra perspectiva, Héctor Larios Córdova, coordinador de los senadores de Acción Nacional, consideró importante -“sobre todo en los estados en donde Felipe Calderón tiene ventaja”- el que la gente tome conciencia de que no basta con que el Candidato panista llegue a la Presidencia, “sino que tiene que ser acompañado de una mayoría que esté dispuesta a servir a México y a hacer los cambios necesarios”.

“Es muy importante -explicó González Morfín- si nosotros estamos apostando a ganar la Presidencia de la República, que también Felipe Calderón tenga en la Cámara de Diputados y en la de Senadores un buen número de legisladores de nuestro partido que le permita buscar los acuerdos con otras fuerzas políticas”.

El objetivo es cerrar filas con Felipe Calderón, “porque hoy que México alcanza después de muchas décadas una auténtica división de poderes, se hace necesario que éstos trabajemos de manera coordinada, diría que remáramos en el mismo sentido”, ofreció Guillermo Tamborrel.

Blindar la democracia
Nuestros entrevistados coincidieron en que una de las tesis que ejemplifica la necesidad de que Acción Nacional obtenga la mayoría en ambas cámaras del Congreso de la Unión, es que algunos de los cambios realizados en el actual sexenio en beneficio de la población son fácilmente reversibles.

“Para México es indispensable el triunfo del PAN en la consolidación de la democracia, pues muchos de los cambios que hizo el presidente Fox son reversibles, la propia democracia es reversible, así lo han demostrado varios países como Rusia, Venezuela, Perú en la época de Fujimori; los cambios democráticos son reversibles si no hay una consolidación del triunfo por lo menos en 12 años, que permita que éstos arraiguen en la cultura popular”, planteó Héctor Larios.

Por su parte, Gustavo Madero Muñoz, candidato de mayoría al Senado por el estado de Chihuahua, subrayó que en México ya no hay tiempo para postergar más las reformas estructurales.

Guillermo Tamborrel reconoció que “estas dos legislaturas -la LVIII y LIX- frenaron el cambio, es innegable que impidieron que avanzáramos a las velocidades que pudimos haber alcanzado”.

Para Adrián Fernández, se requieren revisiones de fondo, por ejemplo en el Poder Judicial, que desde el Legislativo se deben impulsar para abonar a la eficiencia y garantizar que cada uno pueda cumplir con su responsabilidad.

Tere Ortuño ponderó que la Plataforma Política del PAN busca engarzar las funciones de política pública del Poder Ejecutivo y del Legislativo.

“No se van a ganar más medallas por atorar al Presidente de la República, sea quien sea, en sus propuestas, ni se le darán más medallas a quienes más levanten la mano. El trabajo implica proponer desde el Poder Legislativo, que ha sido antes un poder inexistente y ahora estorbante”, aclaró Ortuño.

Adicionalmente, reflexionó González Morfín, en esta elección tendremos que ver a nuestro país con visión de futuro o de retroceso. “Ese debe ser el sello”, y para ello habrá que convencer a toda la ciudadanía de que está en juego mucho más que un Presidente de la República, un diputado o un senador: nos jugamos el proyecto de país que queremos.

¿Aprendimos la lección?
En todo este proceso, el papel de los candidatos a puestos plurinominales ha cambiado en la estrategia del Partido, comentó Héctor Larios Córdova: “En primer lugar, debemos involucrarnos de manera íntegra en la campaña. ¿Cómo? Cada uno recibirá una tarea, algunos en el asunto de allegar ideas, propuestas, apoyar campañas, consagrándose a patrocinar o acompañar en un municipio o estado prioritario.

“Lo importante -añadió el sonorense- es que todos los miembros del Partido nos sintamos en el mismo barco. A algunos nos tocará remar en la cola, a otro le tocará el timón, pero todos debemos hacer que esta nave llegue a buen puerto”.

Francisco López Mena aplaudió que el Candidato presidencial del PAN haya elegido el eslogan Para que vivamos mejor, porque encierra la meta final no sólo del Partido sino de todos los mexicanos.

El reto es modernizar todas las áreas del país para que tengamos un México próspero y justo, que significa -reflexionó López Mena- “que haya una mejor distribución de la riqueza. Eso es lo que todavía no logramos, que la democracia verdaderamente se sienta como un instrumento que beneficia al que menos tiene”.

Guillermo Tamborrel confió en que todos hayamos aprendido la lección y que en la próxima legislatura se busquen y se impulsen las coincidencias. “Puede ser una legislatura de tolerancia, donde comprendamos que la verdad absoluta no existe”.

“Lo que tenemos que hacer es que todo mundo tenga la conciencia clara de que todos los candidatos corremos la misma suerte y todos tenemos que apuntalar a todas las campañas, porque el elemento fundamental de votos de la ciudadanía es la propia identificación partidista”, remató Larios Córdova.

Articulo de la Revista La Nación.

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.