Felipe Calderón: “No pienso en otra cosa que en ganar”

“Si el candidato presidencial soy yo, por supuesto que me agradaría una alianza”, declaró en entrevista con La Nación Felipe Calderón Hinojosa, precandidato panista, aunque aclaró que ese acuerdo sería con todos los mexicanos que decidan apoyarlo. Si se tratara de hacerla con otro instituto político, puntualizó, se debe revisar la posibilidad muy cuidadosamente, a la luz de las experiencias.

“Hemos tenido experiencias buenas y malas con distintos partidos, tanto el PVEM como Convergencia”, recordó.

Ganador de la primera ronda de la elección interna de Acción Nacional, Calderón Hinojosa no prevé una derrota ni en este proceso partidista ni en el año entrante. “Eso no va a ocurrir. Vamos a ganar el 2006, no pienso en otra cosa que en ganar”.

Sobre el abstencionismo, a Felipe Calderón le preocupa más el escepticismo ciudadano, que es lo que realmente afecta la decisión de participar: “Digo en broma y en serio que mi rival más poderoso es el escepticismo. Pero creo que puedo recuperar la confianza de la gente, porque está ávida de cosas nuevas, de honestidad, de congruencia, y mi trayectoria ha estado expuesta a los ojos de los ciudadanos, de los panistas. Se dice fácil, pero ya es un cuarto de siglo”.

Así, la apuesta de Calderón se ha localizado en ofrecer su trayectoria como aval a los votantes para motivarlos a acudir a las urnas. “Sé que esta trayectoria misma, y con mi propia autonomía e independencia, puedo generar esa credibilidad que nos está haciendo falta.

“Incluso, factores que han sido lamentables, como que yo mismo haya tenido que salir del gabinete -una decisión que tomé porque consideré que era la única forma congruente y digna de actuar ante una situación que era totalmente inesperada, un señalamiento directo del Presidente-, me permiten actuar sin resentimiento ni agravio con el Presidente y al mismo tiempo me han generado una credibilidad y una legitimidad ante los ojos de muchos ciudadanos, que van a pesar mucho a la hora de ir por los votos”, confió.

“Somos competitivos”
El optimismo de Calderón Hinojosa radica en el convencimiento, según sus propias palabras, de que Acción Nacional “tiene todo para ganar: la propuesta, su historia, sus valores”, aunque reconoció la necesidad de reforzar “nuestra manera de hacer política de cara a los ciudadanos”.

Y en esa manera está el recuperar la confianza ciudadana con base en la congruencia, la ética y el testimonio de los panistas. Fue más allá al afirmar que Acción Nacional debe recobrar esa confianza presentándose como el futuro de México, “y eso es lo que voy a hacer”.

Se comprometió también con la diversidad de creencias y prácticas de los mexicanos en diferentes temas, como el religioso, un asunto que a la población suele preocupar cuando voltea a ver al PAN. Así, Calderón afirmó que promoverá los valores que be-neficien al país, y lo hará con tole-rancia y respeto a las posturas divergentes.

“Hay que enfatizar los valores que tenemos, que compartimos, pero para mí, por ejemplo, es clave que el PAN se acerque a grupos religiosos no católicos, de manera tal que pueda verdaderamente compartir las enormes ideas y valores que tenemos con ellos. Esto puede llevarse a la contienda política, con mexicanos o mexicanas que tengan otras ideas, otra forma de ser y pensar. Tenemos que ofrecer lo que la democracia y la tolerancia brindan: respeto a todos”.

El punto fino, abundó el precandidato, es basarse en la plataforma y la doctrina de Acción Nacional, “que tienen una postura democrática, tolerante y pluralista”, sin perder de vista que “no por ganar un sector claudicaremos acerca de lo que somos y lo que pensamos, pues con ello perderíamos más de lo que podamos ganar”.

Vencer al populismo
Para Calderón Hinojosa, no sólo basta llevar a la práctica una propuesta como la que él mismo promueve por todo el país y que ha denominado “Desarrollo Humano Susten-table”, sino advertir del riesgo de la llegada del populismo, aunque para este último tiene una receta que considera exitosa.
“Al populismo se le vencerá con un candidato sólido, fuerte y firme, que lo pueda rebatir y desenmascarar”. Y él se considera preparado para competir. Recordó además que ha debatido con el virtual candidato del PRD “y le he ganado en los debates; estoy preparado para ganarle a quien me pongan enfrente”.

Reflexionó también en que no es oportuno bautizar a nadie como populista, pues en su opinión “a la gente le suena bien, para muchos significa ayuda y hasta en esos detalles tenemos que ser inteligentes, estratégicos y cuidadosos”.

Básicamente, concluyó, será clave la elección del abanderado, porque una candidatura cercana a las personas representará un factor que le dé al PAN la ventaja sobre sus adversarios.

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.