Entre el rezago heredado y una nueva sociedad rural

El sector agrícola es uno de los que más rezagos históricos enfrenta, y la tarea en este sexenio ha sido resolver nacionalmente los obstáculos heredados de administraciones pasadas…

Acción Nacional, como partido gobernante por primera vez a nivel federal, ha debido enfrentar la famosa curva del aprendizaje, caso concreto: el campo mexicano. En el Gobierno del presidente Vicente Fox los errores se han reconocido y de ellos aprendido, sobre todo en el trato político, en la concertación.

El sector agrícola es uno de los que más rezagos históricos enfrenta, y la tarea en este sexenio ha sido resolver nacionalmente los obstáculos heredados de administraciones pasadas, así como las dificultades del corporativismo, la poca claridad y transparencia en la aplicación de los anteriores subsidios y los recursos económicos asignados.

Esto es parte de la entrevista que concedió a La Nación Javier Usabiaga Arroyo, titular de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa), quien reconoció que en donde más fricciones llegó a enfrentar la dependencia a principios de esta administración fue en materia de subsidios y recursos presupuestales para el sector agrario.

“En este sentido hemos aprendido y convencido con nuestro actuar, y buscamos erradicar el retraso del campo mexicano, que se ha visto afectado desde hace varias décadas y los principales factores han sido la falta de agentes económicos en el sector. Durante mucho tiempo el Gobierno tuvo que adoptar ese papel, lo que impidió que otros actores se involucraran con esta área productiva del país”, señaló el funcionario.

Destacó que la dependencia a su cargo se ha dado a la tarea de generar o crear diversos agentes económicos como el técnico, el financiero y el comercial. “Hemos caminado mucho, diría yo, sobre todo en el aspecto comercial, ya que cada día son más las uniones de productores que se integran a los procesos comerciales del campo.

“Aún faltan los aspectos técnicos y, sobre todo, los de financiamiento, que no hemos podido destrabar -a pesar de las instrucciones del señor Presidente y de su voluntad-, para crear un sistema financiero robusto que beneficie integralmente al campo”, puntualizó Usabiaga Arroyo.

Por la transición del campo mexicano
Javier Usabiaga explicó que la Sagarpa intenta ciudadanizarse, informar e involucrar a los mexicanos sobre los programas que han sido instrumentados desde esta entidad federativa, para que se lleven a cabo de manera efectiva.

En esta área se busca convencer al ciudadano de la necesidad de dar continuidad al trabajo del panismo y del Gobierno federal más allá de este sexenio.

El funcionario destacó que en la dependencia no sólo se trabaja por diseñar y crear programas, sino también por posicionarlos en la ciudadanía, principalmente en el campesinado mexicano.

Señaló que la participación ciudadana forma parte de los principios de Acción Nacional, y “hoy en día los ciudadanos, la sociedad rural, son los actores del campo, participan en la implementación de las políticas públicas, defienden y priorizan las acciones que se deben de emprender para mejorar su calidad de vida y su permanencia en la sociedad y la vida democrática del país”.

Democracia para todos
En referencia a la práctica de la democracia en México, Usabiaga Arroyo señaló que “nos falta mucho todavía para lograr un proceso de consolidación de esta doctrina política en todos los aspectos.

“En nuestro país hay una demo-cracia política por medio de la cual se respeta el voto electoral; a su vez, y por derecho, todas las fuerzas políticas hacen uso de diversas formas de expresión, para todas hay un espacio democrático”, mencionó.

Y aunque la consolidación es un trabajo pendiente, paulatino, estimó que actualmente la democracia en México permea todos los aspectos de la sociedad, desde los sindicales, gremiales, los sectores productivos.

El titular de la Sagarpa destacó que en Acción Nacional se ha tratado de impulsar este espíritu democrático hacia la gente del campo, y dijo: “Creo que lo vamos ganando, sobre todo para aquellos a los que nos toca retomarlo para seguir madurando como sociedad”.

Consideró que como fuerza política democrática, el PAN ha logrado el reconocimiento de la ciudadanía, que se identifica con el Partido y eso se demuestra con el reconocimiento de sus principales activos: el bien común, la dignidad del ser humano y, en este caso específico, “la generación de una nueva sociedad rural”.

Usabiaga Arroyo consideró oportuno subrayar que su trabajo al frente de la Sagarpa representa su mayor aliciente, pues le da la oportunidad de trabajar con el Presidente de la República en este proyecto de una nueva sociedad rural, autogestiva y dinámica, para que alcance las mismas oportunidades que la sociedad urbana. “Realmente, para mí es la cristalización de todas mis ambiciones personales”, concluyó.

Con información de Armando Reyes.

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.